Entrevista La Vanguardia

Entevista pela jornalista Rosario Santa María para a La Vanguardia

SofiaFotoIISofia Loureiro es licenciada en biotecnología, doctora en química, escritora y terapeuta natural. Su libro Guía de Remedios Naturales para Niños (Ed. Luciérnaga Nova) acaba de ser traducido y publicado en España.

– Su libro es como la Biblia de los remedios naturales (tiene 579 páginas). ¿Por dónde empezamos?

Es importante que los padres que tengan este libro en sus manos, lean el primer capítulo, que lleva por título Introducción a la terapias naturales. Así, en función de lo que necesiten en cada momento, podrán aprovechar mejor las recomendaciones naturales que explico sobre las dolencias infantiles más comunes.

– Incluye cerca de 100 dolencias infantiles. No está mal para empezar…

Las he ordenado de la “A” a la “Z”, para que a los padres les sea fácil consultar el libro y encontrar rápidamente lo que buscan. Para cada una, pueden encontrar recomendaciones de: alimentación saludable y suplementos naturales, plantas medicinales, aceites esenciales, flores de Bach, homeopatía, sales de Schüssler, hidroterapia, geoterapia, masajes, reflexología y recomendaciones de carácter general.

– De todos esos trastornos, ¿cuáles son los más comunes?

Las alergias, las afecciones de la piel y de las vías áreas, y, hoy en día, los niños “catalogados” de hiperactivos. Digo “catalogados”, porque -al parecer- muchos de estos niños lo que tienen es un régimen alimentario desequilibrado con un cúmulo de toxinas y dificultad para canalizar su energía, porque llevan una vida demasiado sedentaria.

– Somos lo que comemos…

Más bien, de lo que comemos, lo que asimilamos. Eso va a depender no sólo de la calidad de alimentos que comemos, sino también de nuestro estilo de vida. Comer despacio, masticando bien, en una actitud de agradecimiento y tranquilidad es importante para una buena asimilación de los alimentos que ingerimos.

– ¿Qué tratamiento podemos elegir para curar de manera natural a nuestro hijo?

Todos somos diferentes y hay niños que reaccionan mejor a una terapia que a otra. Al empezar a usar las terapias naturales, los padres aprenderán a entender a cuáles su hijo responde mejor y a cómo usarlas en conjunto para aumentar su potencial. Por ejemplo, añadir un litro de infusión de lavanda a un baño caliente permite potenciar la acción terapéutica del agua.

– ¿Qué mala costumbre deben erradicar los padres de hoy?

Compensar la falta de tiempo que pasan con sus hijos, con costumbres nefastas para los niños, como “premiarles” con irse a la cama más tarde o darles para comer golosinas. Tenemos que entender que los educadores deben de asumir su papel de guía y de orientación en la vida de los niños. Por ejemplo, los niños necesitan establecer sus patrones de sueño y comer de manera saludable y para eso el papel de orientación de los padres / educadores es fundamental. Si quieren “premiar” a los niños, lo mejor es visitar una granja pedagógica, ir a clases de yoga, o a talleres infantiles (algo didáctico).

– Usted habla del camino natural de la salud, ¿cómo es?

Hay que entender que el cuerpo tiende al equilibrio y tiene un proceso natural de curación, en lo que es la jerarquía de la salud y el bienestar. En primer lugar, hay que apostar por medidas preventivas y un estilo de vida saludable: alimentación equilibrada, ejercicio físico regular, sueño reparador… Esto es, sin duda, lo más importante: ¡la prevención! En segundo lugar, cuando haya algún problema común y, siempre que sea posible, acudir a remedios naturales. Son más suaves para el organismo y refuerzan su mecanismo natural de curación.

– ¿Qué hacemos si los remedios naturales no son suficientes?

En el caso de que el poder de reacción del organismo ya esté tan debilitado que no consiga responder a los tratamientos más suaves, entonces hay que recurrir al uso de fármacos. Estos pueden utilizarse como complemento de los remedios naturales, pero siempre con la orientación de un terapeuta.

– Y supongo que el ejemplo es fundamental…

Eso es. Los valores los transmites a tus hijos desde pequeños y, como decía Albert Einstein: “Dar ejemplo no es la mejor manera de influir en los demás: es la única manera de hacerlo”.

*Entrevista hecha por Rosario Santa María periodista y directora de la revista de unos niños periodistas de Barcelona: Los vecinos de Mareva.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s