desenvolvimento pessoal: a essência do bem-estar

Ao longo dos meus anos de atividade como terapeuta , o meu conceito do que é o bem-estar e dos passos a tomar para alcançá-lo tem evoluído.

rainbowPorque há “qualquer coisa” especial na forma como devemos abordar um tratamento natural, de forma a colhermos o seu benefício.

E essa “qualquer coisa” é, precisamente, começarmos a Cuidar de Nós, Tomar a Saúde nas Nossas Mãos, e entender que o nosso bem-estar não está à mercê das intempéries mas sim dos nossos atos volitivos (ações da nossa vontade). Continue reading

Sanos por naturaleza

Colaborei neste artigo escrito pela jornalista Gemma Cardona, para a revista Crecer Feliz

Los remedios naturales tienen menos probabilidad de efectos secundarios, no generan resistencias y no contaminan el medio ambiente. ¿Te apuntas a las terapias naturales para reforzar las defensas de tu hijo?

Gemma Cardona, Asesora: Sofía Loureiro, Biotecnóloga y doctora en Química Ambiental
Remedios naturales para niños

Los tenemos a mano desde tiempos inmemoriales. ¡Incluso hay tratados de fitoterapia que datan del año 3000 a. de Cristo! Sin embargo, los remedios naturales son, para muchos de nosotros, grandes desconocidos. Continue reading

Entrevista La Vanguardia

Entevista pela jornalista Rosario Santa María para a La Vanguardia

SofiaFotoIISofia Loureiro es licenciada en biotecnología, doctora en química, escritora y terapeuta natural. Su libro Guía de Remedios Naturales para Niños (Ed. Luciérnaga Nova) acaba de ser traducido y publicado en España.

– Su libro es como la Biblia de los remedios naturales (tiene 579 páginas). ¿Por dónde empezamos?

Es importante que los padres que tengan este libro en sus manos, lean el primer capítulo, que lleva por título Introducción a la terapias naturales. Así, en función de lo que necesiten en cada momento, podrán aprovechar mejor las recomendaciones naturales que explico sobre las dolencias infantiles más comunes.

– Incluye cerca de 100 dolencias infantiles. No está mal para empezar… Continue reading